Mi experiencia con los aceites esenciales

roll on relax3

Estaba deseando contaros por aquí mi experiencia con los aceites esenciales puros. He esperado unas semanas desde que comencé a usarlos para poder transmitiros de una forma más palpable la relación que he tenido con ellos desde que llegaron a mis manos.

Llevo usando aceites esenciales mucho tiempo. Recuerdo que con unos 13- 14 años me compré un libro enorme de aromaterapia que me enamoró y fue cuando comencé a hacer mis primeras mezclas.

Lo que no sabía es la importancia de usar aceites puros… y que lo que estaba comprando ni se le parecía.

Iba al herbolario y compraba mis aceites esenciales: lavanda, romero, árbol de té, limón… pero no sabía que podían ser etiquetados como “puros” con tan solo tener un 5% de pureza… esto no te lo cuentan. Está permitido según la normativa europea… Y os preguntaréis ¿y el resto del botecito de qué lo rellenan? pues ahí está la cuestión.

Piensas que estás utilizando aceites esenciales puros y en realidad no sabes nada de lo que estás aplicando, oliendo o tomando…y esto realmente me preocupa.

El caso es que algo de efecto iban haciendo y “vas tirando” como se suele decir. Hasta que hace muy poquito me topé de casualidad con Eva de La room yoga. En una de sus historias de Instagram, Eva mostraba una bruma de almohada y le pregunté como lo preparaba porque mi bruma no era tan efectiva, olía bien sí… pero ya está.

Entonces todo surgió. El interés que creó en mi fué creciendo por momentos y me sentí muy emocionada descubriendo datos curiosos, leyendo sobre estudios realizados con AE y buscando en general información sobre el tema.

Eva me comentó que era importante usar buenos aceites, que me recomendaba que utilizase siempre aceites esenciales 100% puros. Esto me interesó muchísimo y le solicité información acerca de los AE que ella utilizaba. Y así fué como descubrí los aceites esenciales de Young Living.

Comenzar mi experiencia con el kit de inicio de Young Living fue todo un acierto. Así me lo recomendó Eva y así lo hice. Sentí que volvía a dar otra oportunidad a nuestro bienestar, al que le hacía falta calma y renovación.

El kit de inicio consta de una selección de 12 aceites esenciales, los que más podemos utilizar en nuestro día a día, para que así los integres en tu rutina y comiences a beneficiarte de sus propiedades de forma diaria. Además, viene con un difusor ultrasónico para poder aprovechar todas sus propiedades por vía aromática.

Lo que nunca me imaginé fué que el efecto fuese tan rápido y sorprendente.

Y aquí estoy, cuatro semanas más tarde para deciros que ” ¡qué pena no haber descubierto esta maravilla antes! no me imaginaba que me atraparían tanto, no pensaba que detrás de su química iba a encontrar tanto bienestar y ni se me pasaba por la cabeza la multitud de usos que se les puede dar mientras aprovechas todas sus propiedades.

Quién me iba a decir que podría aprovecharme de los beneficios de las plantas mientras me aplico un serum facial, limpio mi hogar o pongo el funcionamiento mi difusor. Son auténticos baños de bosque incorporados en mi rutina. Una autentico regalo de la naturaleza directo a mi hogar.

Hay mucho por investigar, pero según un estudio de la Universidad de Mie en Japón, la fragancia cítrica de la fitoncida D-limoneno es más efectiva que los antidepresivos para potenciar el buen humor y asegurar el bienestar emocional. Increíble ¿verdad? Y esto es solo un detalle de los muchos que han llamado mi atención.

Llevo tiempo buscando una vida más saludable, libre de tóxicos y ahora sé que con mis AE es posible. Poco a poco iré eliminando los productos tóxicos que nos rodean a diario y podré potenciar nuestra salud, elevar mi bienestar y el de mi familia, que es, sin duda, lo que más feliz me hace.

Ahora, de lo que estoy realmente segura, es que los AE han venido para quedarse conmigo porque no pienso dejar escapar esta maravilla de la naturaleza y que Young Living pone a nuestra disposición en su mejor versión.

Con ellos he preparado mi serum facial, bruma de almohada, spray antimosquitos, el roll on de lavanda para que las pequeñas tengan un sueño más reparador, un pulverizador atrapa-olores, mi propio perfume (quién me iba a decir que iba a usar un perfume de grado terapéutico) y muchas cositas más que estoy probando y que estoy deseando contaros. Y todo con mi kit de inicio.

Espero que os haya entretenido curiosear un poquito más sobre los AE. Os dejo una página en el blog por si queréis seguir leyendo sobre el tema y cualquier cuestión no dudes en escribirme porque estaré encantada de ayudarte.

¡Nos vemos en las redes!

Jeni Mamá condensada
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario